martes, 6 de diciembre de 2011

Mi primer pan



¡He hecho pan! Tenía muchas ganas de hacerlo. Hubo un tiempo en que pensé en comprarme la panificadora cuando la pusieran de oferta al Lidl, sobre todo animada por las maravillosas recetas que puedes encontrar en el fantástico blog de kanela y Limon, dan ganas de hacerlas todas, todas, todas, pero el tamaño hizo que cambiara de idea. Quizá si consigo hacerle un hueco en la cocina algún día me anime.

Pero volvamos al pan, hacer pan este domingo me ha enseñado que en la cocina no valen las prisas y sobre todo que se tienen que seguir siempre las instrucciones, al menos cuando una es una novata como yo, y si en la receta pone que se tiene que amasar un mínimo de diez minutos pues eso, a amasar al menos once, que para algo la que ha escrito la receta se ha tomado la molestia de escribirlo. Yo me he cansado antes, sinceramente creo que no he llegado ni a los cuatro y supongo que por eso no me ha levado lo suficiente y la miga no estaba lo esponjosa que cabria desear.

Vayamos con la receta, no pongo la autora porque la tenía de mucho antes de tener el blog y entonces me guardaba la receta pero no guardaba el nombre de su autora, pido disculpas y  si alguna reconoce la receta como propia que me lo diga y lo pondré enseguida.

Ingredientes:

  • 300 gr. de harina de fuerza
  • 170 ml. de agua templada
  • 1 sobre de levadura de panadería seca
  • 20 gr. de aceite
  • 1 pizca de sal

Preparación:
Ponemos la harina en forma de volcán en la encimera de la cocina, añadimos el sobre de levadura, el aceite y el agua que habremos templado en el microondas, yo no he añadido toda el agua de golpe, he preferido ir incorporándola poco a poco, vamos amasando y añadimos la pizca de sal, seguimos amasando y trabajando la masa con las manos doblándola hacia dentro. Cuando esté bien trabajada la dejamos reposar en un cuenco tapado con un paño húmedo al menos una hora. Pasado este tiempo, ponemos un poco de harina en la superficie que vayamos a trabajar la masa y volvemos a amasarla dándole la forma que queramos. Yo he divido la masa en dos partes, a una de ellas le he añadido una pizca de  hierbas provenzales y he amasado hasta que se han incorporado a la masa. Lo he vuelto a dejar levar al menos dos horas tapado con el mismo paño. Pasado este tiempo, he pintado el panecito al que había incorporado las hierbas con un poco de aceite y por encima le he añadido una pizca de sal Maldon, el otro pan lo he pintado con un poco de harina para darle un toque mas rústico.
Meterlo en el horno previamente calentado a unos 180ºC unos 15 o 20 minutos. Vigilar que no se nos tueste demasiado, creo que a mis panes les faltan unos minutitos de horno para que estén mas doraditos.

Con estas cantidades me ha salido dos panecitos ideales para una cena para cuatro personas.

Aquí tenéis el resultado, ahora a practicar que ¡todavía tengo muchíiiiiiiiiiiiiiiisimo que mejorar!

1 comentario:

Ana (a-freir-esparragos) dijo...

Oh!! Pan! Me encanta! Yo todavía no le he cogido el punto. El primero que hice, armar arrojadiza, el segundo estaba mas decente, pero aun asi... no estaba muy alla. Es una de mis asignaturas pendientes. Este tiene una pinta estupenda. Un besote!