martes, 24 de enero de 2012

Magdalenas


Hola chicas, empecé a escribir esta entrada el domingo con la intención de publicarla ese mismo día y si me descuido un poco mas la termino en la próxima Navidad. No se si os habéis dado cuenta pero ya estamos liquidando el mes de Enero y el frío sin llegar, al menos en la zona donde yo vivo, que tenemos temperaturas mas propias del mes de Marzo que del tiempo en que estamos.


Vayamos con la receta. Hoy he hecho magdalenas, no pongo el blog del que he copiado la receta ya que la podemos encontrar en casi todos los blogs, porque no he hecho unas magdalenas cualquiera, no, he hecho las famosas magdalenas de Xavier Barriga.

Receta:

• 125 gr. de huevos (es conveniente pesarlos)
• 190 ml. de aceite de girasol
• 175 gr. de azúcar.
• 210 gr. de harina tamizada
• 60 ml. de leche entera (la he puesto desnatada ya que no tengo leche entera)
• 5 gr. de levadura en polvo tipo Royal
• Una pizca de sal
• Canela molida
• Ralladura de limón
• Azúcar para espolvorear

Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que blanquee. Mezclamos el aceite con la leche y lo incorporamos al batido de huevos y azúcar, vamos batiendo a marcha lenta.
Mezclamos la levadura, la canela, la ralladura y la sal con la harina que habremos tamizado previamente. Poco a poco lo vamos incorporando a la mezcla anterior y seguimos batiendo unos minutos. Tapamos la masa con un paño y la dejamos en la nevera una hora como mínimo, (también podemos dejarla toda la noche).



Precalentamos el horno a 250º con calor arriba y abajo y el turbo. Preparamos 12 moldes y repartimos la masa llenando las capsula ¾ partes de su capacidad, por encima podemos espolvorear un poquito de azúcar. Horneamos las magdalenas a 210º durante 14 a 16 minutos. Sacamos y dejamos enfriar.



Hasta aquí la teoría, la práctica no me ha resultado tan fácil. He llenado demasiado los moldes por lo que solo me han salido 11 y se me ha desparramado todo. Tampoco he pensado en quitar el horno de arriba y la mayoría se me han quemado, la verdad es que solo cuatro han sobrevivido a esta catástrofe magdalenil.


 
Pero tenemos que decir mi marido, mi hijo y yo que tal y como dicen estaban riquisimas y que desde luego las volveré a hacer.

¡Sed felices!

Mariall

1 comentario:

Ana (a-freir-esparragos) dijo...

Jaja, que gracia la catástrofe magdanenil, me encantan las palabras nuevas. Pues que quieres que te diga, con catástrofe o sin ella, se ven estupendas!
Tengo el libro de Xavier Barriga pendiente de estrenar, tengo una fichada en salado. A ver si me salen con tan buena pinta como estas, ñam!